divendres, de desembre 19, 2008

Cuatro latinoamericanos abogan por revisión de deuda externa

Costa do Sauípe (CRE-DPA).-

Los presidentes de Bolivia, Ecuador, Paraguay y Venezuela coincidieron hoy en Brasil en defender "auditorías" y "revisiones" de la deuda externa por parte de los países latinoamericanos y caribeños.

El más enfático fue el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, quien, pese a afirmar que no está en curso en su país ningún proceso de revisión de la deuda, sostuvo que "sería bueno que en el Tercer Mundo revisáramos en conjunto el tema, para definir cuán legal es la deuda, cuántas veces se ha pagado y cuánto debemos todavía".

"Dada la profundidad de la crisis económica, financiera, sistémica del capitalismo mundial... de la dictadura del dólar, del Consenso de Washington impuesto al mundo, estamos obligados a revisar todo", expresó.

Según Chávez, en el mundo industrializado los gobiernos "están revisando unas cuantas cosas, han recortado a la 'ayuda' a los países pobres, están nacionalizando bancos", por lo cual los países en desarrollo "estamos obligados a revisar todo".

El presidente venezolano recordó que los miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) respaldaron recientemente el derecho de Ecuador de revisar su deuda, y sostuvo que esa medida debería ser adoptada por toda Latinoamérica.

"Nosotros invitamos a revisar la situación de Ecuador en particular, pero eso es aplicable a América Latina como un todo y es aplicable al Tercer Mundo como un todo. Hemos pagado la deuda dos o tres veces pero la deuda sigue ahí. Son mecanismos del imperio, de los países dominantes para explotar nuestros pueblos", sostuvo.

A su vez, el mandatario ecuatoriano, quien recientemente declaró en "moratoria técnica" el pago de unos 30 millones de dólares en bonos globales con vencimiento el 15 de diciembre pasado, aseguró que no adoptó esa medida a raíz de dificultades generadas por la crisis financiera.

"La moratoria del país no es por la crisis", dijo Correa, quien agregó que su decisión se basó en "vicios de inmoralidad, de ilegitimidad y de ilegalidad, sobre todo en el tramo de la deuda comercial ecuatoriana", dijo.

Según Correa, las críticas generadas por la moratoria reflejan "un sistema que privilegió al capital antes del ser humano", enfatizó Correa.

"Estamos preparando una propuesta al mercado internacional. Vamos a ver si la aceptan. Si no, tendremos que ir a litigios", agregó el mandatario, al abogar por un orden económico en el que exista la posibilidad "de un país, con argumentos muy serios, de rechazar deudas que no beneficiaron nuestros pueblos y fueron adquiridas en condiciones muy dudodas, muchas veces por dictaduras, muchas veces para armamentos".

También el presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que son "impagables" algunas de las deudas asumidas por su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

"El Banco Mundial y el FMI a Bolivia le otorgaron créditos bajo condiciones, y esos organismos deben no sólo condonar la deuda sino también resarcir de los daños causados por sus políticas", sostuvo.

A su vez, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, sostuvo que la deuda "se ha convertido en un sistema de dependencia", y que su administración tiene el compromiso de "revisar la legitimidad de la deuda".

"Hay que revisar exhaustivamente y ver su legitimidad, y ver si tiene un valor ético pagar una deuda que no fue utilizada coherentemente en beneficio de la población", enfatizó.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici