dimarts, de desembre 16, 2008

Movimientos sociales respaldan impago deuda externa contraída “ilegalmente”

Los movimientos sociales de América Latina participantes en la Cumbre de los Pueblos del Sur respaldaron hoy la decisión del presidente Rafael Correa de no pagar la deuda externa contraída “ilegalmente” por Ecuador, una iniciativa que podría extenderse a Bolivia, Paraguay y Venezuela.

En un documento aprobado durante la Cumbre de los Pueblos del Sur en la ciudad de Salvador y difundido hoy, 500 representantes de unos 40 movimientos sociales y sindicales de Sudamérica piden a los países de la región que secunden la decisión de Ecuador de suspender parte de los pagos y realizar una auditoría de su deuda externa.

"Vemos con satisfacción que en la región se está impulsando la autonomía, el fortalecimiento de los mercados internos, el abandono del dólar como referencia en los intercambios internacionales, la dotación de capacidad financiera propia y la revisión de esquemas ilegítimos de endeudamiento, como demuestra el caso de la auditoría en Ecuador", señala el texto.

"Buscamos que todos los Gobiernos respalden la acción de Ecuador, que ha realizado una auditoría de las deudas reclamadas a la nación ecuatoriana, para saber quién realmente debe a quién", explicó la coordinadora de la red Jubileo Sur, Beverly Keene.

Según Keene, "si son deudas ilegítimas, ilegales, fraudulentas, deudas que no han servido a los intereses de los pueblos, los pueblos no tienen por qué estar pagándolas".

Los movimientos sociales consideran que el impago de la deuda externa contraída "ilegalmente" es una medida adecuada para proteger los recursos que pertenecen a los pueblos, en un momento de crisis económica global.

Se trata de "recursos naturales, recursos financieros, que en este momento en casi toda América Latina y el Caribe son destinados, en su inmensa mayoría, a pagar intereses sobre una deuda ilegítima", denunció Keene.

Los países integrados en la llamada Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que impulsa el mandatario venezolano, Hugo Chávez, anunciaron en una reciente reunión en Caracas su respaldo a la suspensión del pago de intereses de la deuda externa de Ecuador.

Además de Ecuador, el Gobierno de Fernando Lugo expresó recientemente su intención de realizar una auditoría de las deudas binacionales que Paraguay mantiene con Brasil y Argentina.

En la Cumbre de los Pueblos del Sur se discutió sobre "La integración regional frente a la crisis global", "Soberanía y seguridad alimentaria", "Soberanía financiera", "Justicia climática", "Soberanía energética", "Derecho a la ciudad, migraciones y derechos humanos" y la "Desmilitarización y soberanía regional".

Las conclusiones de esta cumbre alternativa, que concluye hoy con una manifestación por la unidad de los pueblos latinoamericanos, serán entregadas a los líderes que participarán en las reuniones del Mercosur, la Unasur y América Latina y el Caribe los días 16 y 17 en el balneario de Costa do Sauípe, situado a 76 kilómetros de Salvador.

En la agenda oficial del encuentro presidencial figura la discusión de las crisis alimentaria, energética, financiera y ambiental.

Las organizaciones sociales y sindicales señalaron que estas citas de jefes de Estado y de Gobierno representan una oportunidad "crucial para el destino de los pueblos".

"Se tomarán decisiones sobre comercio, integración regional, políticas sociales y económicas comunes, seguridad y militarización, integración productiva, migraciones y muchos otros temas fundamentales para nuestro futuro", enfatizaron.

La cumbre social también apoyó la demanda paraguaya de renegociar los tratados firmados con Brasil y Argentina para la construcción de la central hidroeléctrica de Itaipú y de la planta de Yacyretá, respectivamente.

Salvador. Brasil. EFE.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici